Paseo histórico botánico

Desde el año 2008 comenzamos a pensar en la idea de organizar un Paseo que uniera tres lugares históricos para el pueblo de Manzanares.
El proyecto incluye situar carteles informativos sobre la HISTORIA de cada lugar y con la denominación botánica de los árboles que fuimos investigando para el Fascículo nº 2 «Arboles de Manzanares y Río Luján». En este Paseo intentaremos cuidar las encontradas y seguir plantando nuevas plantas autóctonas de la zona (organizamos un vivero en la escuela y una pequeña reserva en la Biblioteca), que atraerán más mariposas y aves que alegran nuestro pueblo.


1) El Paseo se inicia detrás de la escuela nº 10, con un Ombú histórico de más de 100 años de edad. Estos ombúes marcaban con su altura y belleza caminos por los que circulaban distintas generaciones de bonaerenses en sulkis, carretas o a caballo. Seguramente se eligió al ombú por su enorme tamaño, pero también pues al no servir para leña no sería cortado. En Manzanares todavía existen dos ombúes
centenarios más, uno en la Finca Gaete y otro sobre la curva de entrada al pueblo en la Finca de Don Gabriel Sturla.





2) Continúa por la misma calle Aguirre, con un corredor de Eucaliptus de más de 70 años de antigüedad que marcaba los límites del campo de la familia Manzanares. Con mucha inteligencia, se foresta con estos árboles de origen australiano, para proteger del viento sur a los cultivos y primeras viviendas. En palabras de la historiadora y vecina Silvia Villamagna: «estos árboles fueron plantados por mi abuelo, Jorge Manzanares, y eran regados por Don Paco, histórico vecinos del pueblo (fallecido hace poco), quien aprovechaba la limpieza de los tarros de leche». En este sector estamos forestando con distintos ejemplares autóctonos argentinos como Seibo, Aguaribay, Pezuña de vaca, tala.).


3) Continuando la calle Aguirre desembocamos en la calle Trébol, por donde aparece para ambos lados un camino bordeado por dos hileras de imponentes Casuarinas.


Historia de las Casuarinas de Manzanares

Alrededor del año 1.874 comienza a funcionar en Manzanares, en las orillas el río Luján, el Molino harinero de la familia Bancalari.
Posteriormente se construye una vía desde el río hasta el pueblo, por donde circulaba un trencito (Decovil) que arrastraba varias zorras con las bolsas de harina de trigo. Hacía sus viajes desde el molino hasta la Estación, y luego en el tren de cargas viajaban hacia la Capital Federal.
Por ambos lados de la vía se fueron plantando Casuarinas para proteger y
dar sombra a la mercadería trasladada.
En el año 1.917 cierra el Molino, y aparecen algunos tambos (establecimientos que producen leche). En esta época también se utilizará el camino y las vías de tren, pero ahora para trasladar tarros de 20 litros de leche hasta la Estación de trenes de Manzanares, transportando la leche a la Capital.
Hoy tristemente ya no están las vías, pero podemos todavía apreciar este camino hermoso y vivo recuerdo de otros tiempos.

2 comentarios:

ovidio dijo...

Esta muy bueno,los felicito

Jessica dijo...

Muy lindo leer la historia de estos arboles, tienen idea aproximada de en que año se plantaron dichos arboles?
Gracias